SLOW MARKETING COMO CREADOR DE CONFIANZA PARA VENDER

Slow marketing como herramienta de diferenciación

Aplicar una estrategia slow en el marketing, para mi (y lo digo porque funciona) empieza por escucharnos, saber qué es lo que queremos, dónde estamos y hacia dónde vamos. Esto nos ayudará a saber hasta qué punto estamos dispuestos a comprometernos. Lo siguiente, e igualmente importante, será poner al cliente en el centro de todo para trabajar en lo cualitativo y hacer ver ese compromiso. Debemos añadir valor a cada uno de esos pasos que demos en la relación, con cada una de las personas con las que tenemos contacto en nuestro negocio.

Slow marketing como herramienta de fidelización

Estamos viviendo una etapa muy bonita y llena de oportunidades para los proyectos emprendedores.
  • Las necesidades y los mercados han ido evolucionando y esto para nosotros, como emprendedores, supone un reto y una responsabilidad. Los clientes esperan algo más de nosotros que un simple intercambio de dinero por productos y servicios. Hablando claro, no van a hacer nada para que nosotros hagamos caja si no es porque nosotros ofrecemos algo de valor.
  • Al mismo tiempo, los impactos, a modo de mensaje, que llegan a estos clientes se multiplican, y es cada vez más difícil impresionar y convencer. No podemos ser un mensaje más de los que cada día reciben. Tenemos que intentar llamar su atención pero también ofrecerles un compromiso.
  • Seguro que todos hemos escuchado más de una vez que los clientes se han vuelto cada más más emocionales, y que tenemos que trabajar para que vivan una experiencia en su contacto con nosotros pero es que, además, esperan de nosotros lo mismo. Que seamos marcas con sentimiento y que seamos capaces de entenderlos.
Estos tres puntos son importantes al avanzar en esa estrategia de slow marketing de la que estamos hablando. La satisfacción del cliente ya no basta y para diferenciarte necesitas trabajar las relaciones, crear conexiones de valor con todos y cada uno de tus interlocutores, y cumplir con el compromiso adquirido con tus clientes. Una vez adquirido ese compromiso, el trabajo estará en mantener la llama viva. Mantener la llama viva a través de la confianza. La fidelidad en nuestra relación con nuestros interlocutores (y aquí incluyo clientes, proveedores, competencia, equipo, colaboradores, contactos…) dependerá (aunque no sea el único de los factores) de la confianza que hayamos sabido alcanzar en nuestra relación con ellos. Nos cuesta mucho captar la atención y después de esto, nos cuesta mucho o lo mismo, conseguir convencerles y ganarnos su confianza para que se decidan a apostar por nosotros. ¿Nos lo vamos a jugar todo una vez lograda? Piensa en ti como interlocutor, la mayoría de las veces, la respuesta las obtenemos pensando cómo nos gustaría que nos trataran a nosotros. ¿Acaso no basas la confianza que depositas en una persona en una relación honesta y transparente? ¿Por qué no haces lo mismo en la relación con tus clientes y contactos? Si una marca, un persona, por la que te has decidido falla, ¿cuántas oportunidades más estás dispuesto a dar? ¿Eres dado a ofrecerle segundas oportunidades? ¿De qué depende que lo hagas? Cada error que cometamos en la relación que hemos establecido con un cliente o un contacto puede suponer que éste se marche y si, en nuestra vida personal, puede que demos más a menudo segundas oportunidades, en la vida comercial las posibilidades se reducen notablemente. La confianza es, por tanto, uno de los valores que más aprecian los consumidores y que les hacen fieles a una marca, al sentirse seguros en la relación con ella, al saber que si la eligen, eligen bien. Pero es que, además de a fidelizar, conseguir confianza nos ayudará a potenciar las ventas y crear clientes prescriptores y, como añadido, un cliente que confía en una marca, estará dispuesto a pagar más por ella, sin ninguna duda. 3 pasos importantes para alcanzar la confianza con tu cliente y tus contactos
  • Sé honesto y transparente.
  • Storydoing: el movimiento se demuestra andando. De qué sirve que les cuentes que eres una cosa, por muy bien que se lo estés contando y por muy trabajados que sean tus contenidos, si luego tus pasos no coinciden con lo que les contabas.
  • Déjate ver: aumenta las posibilidades que tienen de estar en contacto contigo.
  • Aprende a nadar tanto en los errores cometidos como en los éxitos logrados:
  • Reconoce tus errores porque nadie es perfecto. Hay muchas más posibilidades de que un cliente vuelva si has sido capaz de resolverle un problema y recuperar su confianza. Además, los errores te van a permitir descubrir carencias, defectos y te dan la posibilidad de mejorar y avanzar.
  • De igual modo, comparte tus éxitos ¿por qué no vas a contarles todo eso que haces bien? Hazles partícipes y celebra con tus clientes cada paso hacia delante de tu empresa porque puede convertirse en un paso adelante también para ellos. Piensa de qué forma pueden ellos beneficiarse.
  • Practica estas 2 G’s que a todos nos gustan, no cuestan tanto y siempre nos devuelven un impacto positivo.
  • Gratitud: ¿por qué estamos tan acostumbrados a dar las gracias en nuestra vida personal y hacemos tan poco uso de ello en nuestras relaciones de negocio? No tiene ningún sentido. Y no estamos hablando de un monosílabo que soltamos de manera automática, estamos hablando de mostrar nuestra gratitud de forma personalizada, porque alguien se ha molestado en dedicarnos un trocito de su valioso tiempo.
  • Generosidad: porque si pretendemos recibir, lo primero que tenemos que hacer es dar.
Parece algo obvio pero, la realidad, es que no siempre se hace, así que ¡manos a la obra, porque dar un enfoque slow a tu proyecto puede convertirse en tu diferencia! Exprime al máximo tus recursos Las alternativas de marketing que tenemos son infinitas y como emprendedores los recursos económicos no nos sobran. Aplicar el slow marketing, como complemento a las estrategias tradicionales, y trabajando en aspectos como la confianza y la coherencia hará que saquemos el máximo partido a los recursos que ya tenemos. Si te convencen estas ideas da un paseo por Soy Emoworker que es el proyecto donde las comparto con otros profesionales, y compañeros, a los que también nos une un planteamiento común: “otra forma de trabajar es posible”.
  • Da igual donde estés trabajando, lo importante es lograr encontrar tu sitio.
  • Seguir las normas no significa que hagamos las cosas mejor.
  • Las emociones están por todas partes, vamos a aprovecharlo.
  • La vida es cada segundo que vivimos, así que por qué no tratar de sentirnos bien en cada uno de ellos.
¿Te identificas? En ese caso, ¡hola! Nos estás solo y tú también eres emoworker. No todos nos dedicamos a lo mismo, ni pensamos de la misma forma, ni enfocamos la vida de la misma manera pero ahí está la magia. Esta es una de las píldoras que podrás descargarte al suscribirte:  photo pildora05_soy_emoworker_zpsy7nfoejv.jpg Si te rodeas de gente distinta aprenderás a ver las cosas de diferentes maneras ¡habla con ellos y facilita el diálogo en tu proyecto! De este tipo de relaciones sabe mucho Experienciar y las personas que participan de sus encuentros. Cada uno nos dedicamos a algo diferente pero saber que estamos ahí y que eso que tú tienes a mi me encaja, hará que los proyectos de ambos crezcan. Escrito por Amaya de Soy Emoworker. Ayudo a emprendedores y freelance a fidelizar en sus proyectos, desarrollando recursos y estrategias que, basadas en un marketing más lento, les permitan fortalecer las relaciones con sus clientes, hacer sólidos sus proyectos y mantener el estilo de vida que desean. Y tu… ¿ Cómo practicas el slow marketing? Cuéntanos tus trucos. Gracias Amaya , ) Joanna.]]>

  • Angélica Comunicadora Interespecies.

    Me encanta no correr, no prisas e ir despacio, con armonía. Muy buen post! Felicidades a las dos!

    • Joanna

      Gracias Angélica!! Si es que despacio se llega a todo y se hace mejor porque tienes tiempo de pensar!
      Un abrazo!
      Joanna

  • Amaya

    ¡Hola Angélica!

    ¡Así es! A veces cuesta, pero siempre sienta bien, así que merece la pena adoptar esa actitud.

    Un abrazo fuerte

  • Nazaret Barreto

    Confirmo tu frase final: “Rodéate de gente diferente”. Solo cuando empecé a hacer esto, comencé por fin a seguir el camino que me hace feliz. Aplicar y trabajar disciplinas como el marketing era algo que ni se me pasaba por la cabeza hace seis meses. Encontrar a “gente diferente” como Amaya, me ha puesto las pilas porque su mensaje y su manera de hacer conectan con mi forma de vivir el emprendimiento.

    Un post genial.

    • Joanna

      Es que si siempre hacemos lo mismo, no entran nuevas ideas, nuevas maneras de hacer, por eso es tan importante: viajar, ver películas, leer, relacionarte con otros, porque te abren nuevas ventanas, información que interactua con tu conocimiento y de donde salen cosas nuevas a aplicar para conseguir tu sueño, lo que siempre has querido. En el cole nos deberían enseñar esto.
      Un abrazo, y gracias por tu comentario , )

      Joanna

    • Amaya

      ¡Hola Nazaret!

      Como dice Joanna, necesitamos hacer cosas distintas para descubrir otras nuevas.

      Para mi es tan importante rodearme de gente diferente como rodearme de gente como yo, aprendiendo a valorar en ellos lo que les hace distintos.

      Creo que esta es una ventaja que tenemos al emprender, frente a otros trabajos en los que es más difícil que se de esa libertad de contactos.

      Muchas gracias por tus palabras. Me alegra saber que conectamos y nos aportamos. :))

      Un abrazo fuerte

  • Arantxa

    Yo también creo que “otra forma de trabajar es posible”. De hecho, creo que cada uno debería encontrar la suya. Sentirte cómodo con lo que haces te facilita poder ayudar a los demás. Yo me he dado cuenta de que si, ésa sensación de estar a gusto en tu proyecto la transmites a través de tu marca, quienes interactúan con ella se quieren quedar.

    Precioso post. Gracias!

    • Joanna

      Gracias Arantxa, yo creo que es importante fomentar tu estilo y dar lo mejor de ti desde ese punto, sin compararte oimitando, aplicando lo que uno es a lo que hace!

      Un abrazo, Joanna

    • Amaya

      ¡Hola Arantxa!

      Fíjate que al final parece que todo es mucho más sencillo de lo que pensamos, y que la herramienta principal y la diferencia está en nosotros mismos.

      A veces nos empeñamos en buscar fuera y, sin embargo, tenemos nosotros las respuestas.

      Un abrazo muy fuerte

X